Archive
2013
January
February
2012
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2011
January
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
2010
February
March
April
May
June
July
August
September
October
November
December
Aug. 28, 2012

La vacuna contra el virus del Nilo es posible pero tardará en llegar

by Victoria Toro

Click to enlarge images

 

"No creo que sea científicamente difícil desarrollar una vacuna contra el virus del Nilo Occidental", asegura Adolfo García-Sastre, co-director del Instituto de Patógenos Emergentes de la facultad de medicina Mount Sinai y experto en virus. "La dificultad -continúa García Sastre- es técnica, se trata de conseguir los plazos para experimentar".
El problema con el virus del Nilo Occidental –mundialmente conocido en su nombre inglés, West Nile Virus- es que, paradójicamente, es poco infeccioso. Para que las autoridades sanitarias aprueben una vacuna ésta debe ensayarse en un grupo de población grande y, como este virus es algo perezoso a la hora de infectar, los investigadores lo han tenido difícil para diseñar ensayos clínicos. Sin embargo, hay varias compañías farmacéuticas en ello por lo que García-Sastre opina que es cuestión de tiempo, "Es difícil predecir pero por lo menos se necesitarán unos cinco años", vaticina el científico español.
 
{"input":{"width":490,"photo":"westnile2","row":"4355","table":"DOCUMENT"}}
El brote de este año que es mayor que los que han ocurrido los años anteriores podría también tener efecto sobre esos estudios y hacerlos avanzar.
 
"Uno de los mayores brotes nunca vistos", así definía el doctor Lyle Petersen, director de la división de enfermedades transmitidas por vectores infecciosos  de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) el aumento de casos de afectados por el virus del Nilo Occidental que se ha producido la semana pasada en Estados Unidos. El repunte ha sido del 60% con respecto a la semana anterior. Según los últimos datos proporcionados por los CDC este años se han registrado 1.118 personas enfermas de las que 41 habían fallecido.
 
La alarma ha saltado porque esta enfermedad, al ser trasmitida por un mosquito, tiene sus brotes mayores a partir de mediados del mes de agosto y septiembre. Y como su periodo de latencia es de entre 3 días y 2 semanas, las autoridades sanitarias creen que el brote podría aumentar considerablemente en las próximas jornadas.
Aún no hay datos concretos que permitan apuntar las causas de la enorme severidad del brote de este año pero los científicos aventuran algunas: "Es posible, y se está investigando en ello, que el virus haya adquirido mayor trasmisibilidad por alguna razón -explica Adolfo García-Sastre-. Eso lo sabremos dentro de un par de meses cuando finalicen los estudios".
 
 
Grave solo en algunos casos
{"input":{"width":"200","photo":"westnile3","row":"4355","table":"DOCUMENT"}}
En cuatro de cada cinco personas, la infección por el virus del Nilo Occidental ni siquiera provoca síntomas. Pero en otras, la restante 1 de cada 5, sí causa algunos síntomas leves y similares a los de una gripe -influenza- ligera: dolores articulares, fiebre, dolor de cabeza, nauseas, vómitos y, ocasionalmente, inflamación de los ganglios linfáticos y erupciones cutáneas. Pero en una pocas, 1 por cada 150 infecciones, el virus provoca una enfermedad grave que ocasiona la muerte en el 10% de los casos y puede provocar, también, daños neurológicos permanentes.
 
 
Los mosquitos son sus vehículos
El virus del Nilo Occidental pertenece a la familia flaviviridae y los insectos que más frecuentemente actúan como su vehículo son mosquitos y garrapatas. Dentro de esa familia de virus, el del Nilo Occidental está integrado en el género flavivirus junto a la fiebre amarilla, el dengue y otros virus causantes de encefalitis.
En el caso del virus del Nilo, su reservorio habitual, el animal en el que vive y se reproduce, son las aves. Cuando los mosquitos pican a las aves infectadas, adquieren, a su vez el virus y ,cuando pican a otras especies -humanos, caballos, perros, ardillas, conejos domésticos o cocodrilos- les trasmiten el virus. Eso sí, no espereis ver a un cocodrilo con cara de gripe, la infección solo produce síntomas en humanos y caballos.
 
{"input":{"width":490,"photo":"westnile4","row":"4355","table":"DOCUMENT"}}
 
El virus del Nilo Occidental fue aislado por primera vez en 1937 en Uganda, en la zona este del centro de África, mientras se investigaba el virus de la fiebre amarilla. Desde entonces se ha extendido por casi todo el mundo. En 1999 se detectó el primer caso en Estados Unidos, en la ciudad de Nueva York.
El virus es ahora endémico en Estados Unidos y cada año, desde aquel 1999, ha habido casos de infección por el virus del Nilo Occidental en el país. El peor brote, hasta el momento, fue el de 2003 cuando se registraron 9.862 casos y 264 muertes. 2003 fue un año excepcionalmente cálido y esa razón, unida a que también este 2012 es un año con temperaturas más altas que la media, ha llevado a los investigadores a suponer que puede haber alguna relación entre las temperaturas más altas y la gravedad de los brotes.
La razón podría estar en que el calor acelera el ciclo de vida de los mosquitos, eso provoca que en años calientes haya más mosquitos y, por lo tanto, más virus replicándose en su interior.
 
No existe tratamiento para la infección
{"input":{"width":"180","photo":"westnile5","row":"4355","table":"DOCUMENT"}}
No existe ningún tratamiento para combatir al virus una vez que ha infectado el organismo, como tampoco existe ningún fármaco para proteger contra la infección. "Ni retrovirales específicos para él ni vacuna para humanos", explica García-Sastre.
 
Lo que sí hay, y eso da esperanzas a los científicos, es vacuna para caballos. Eso y que el virus es bastante simple. "No es como el virus del sida, o incluso como el virus del dengue, que es de su misma familia pero tiene cuatro serotipos. En ese caso habría que desarrollar una vacuna que protegiera contra los cuatro serotipos. El virus del Nilo Occidental solo tiene un serotipo", explica García-Sastre. "Pero se necesita tiempo", concluye el científico.
 
¿Quieres más ciencia? Descarga el PODCAST de SciFri en Español Cada semana, te traemos contenido original con lo mejor de la ciencia y la tecnología en Español: historias, entrevistas, vídeos, secciones destacadas del programa en inglés. No te lo pierdas. No te lo pierdas. ¡Suscríbete en iTunes o Soundcloud!
 
Síguenos en Facebook y Twitter

 
About Victoria Toro

Viajera, bloguera, escritora, lectora, madre… La curiosidad la llevó hace más de veinte años a dedicarse al periodismo científico y la divulgación. Desde entonces: artículos, reportajes, radio, tv, exposiciones, libros… desde España y ahora desde EEUU.

The views expressed are those of the author and are not necessarily those of Science Friday.

Science Friday® is produced by the Science Friday Initiative, a 501(c)(3) nonprofit organization.

Science Friday® and SciFri® are registered service marks of Science Friday, Inc. Site design by Pentagram; engineering by Mediapolis.

 

topics